Cómo escribir novela romántica histórica

6 razones por las que un lector deja de leer tu novela

¿Cuáles son los errores más comunes y, a la vez, preocupantes que comenten los autores y que propician que nuestros lectores nos abandonen? A lo largo de mi vida como lector y de mi carrera como escritora y lectora profesional he advertido varios errores que todos cometemos en algún momento de nuestras vidas que pueden ser mortales para nuestras carreras. Por eso, hoy recogeré en este post 6 razones por las que un lector deja de leer tu novela

Motivo 1: ¡No ocurre nada importante!

Una de las razones más importantes por las que un lector puede dejar nuestro libro es porque no ocurre nada interesante en las primeras páginas o primeros capítulos del libro. El primer capítulo de un libro es poderoso y nuestra primera y única oportunidad para sorprender y atrapar al lector. Nuestro detonante, en la mayoría de los casos, tiene que estar recogido en estas primeras páginas. Si esperamos demasiado tiempo para introducir el detonante que permita que la historia de realmente comienzo estaremos dando “largas” a nuestros lectores y posponiendo el inicio.

Si el lector tiene la sensación de “no está ocurriendo nada” lo más probable es que piense que la historia no le está enganchando, le aburra y por tanto, la deje en el montón de “Historias sin terminar”. Habremos perdido una oportunidad valiosa y a un lector.

Por ello, siempre se aconseja planificar correctamente la novela para saber cuál es la trama principal, los puntos de giro en la trama y, lo más importante, ese detonante poderoso que enganche y sorprenda a nuestros lectores. Trabajar el primer capítulo es esencial para garantizar el éxito de nuestra historia.

 

Motivo 2: Personajes poco realistas

Con este punto no quiero decir que no escribamos personajes con poderes que se escapen a la comprensión humana que sean capaces de proezas históricas. Hablamos de la construcción de los personajes en sí y de lo humanos y cercanos que se perciban. Una de las claves para garantizar el éxito de nuestra novela se centra en lograr que los lectores empaticen, no solo con la historia, sino con los personajes. Cada uno de los lectores se acerca a tu historia sin saber qué va a encontrarse o quién va a vivir esta aventura con él/ella. Si nuestros lectores/as logran vincularse emocionalmente con un personaje porque: han vivido experiencias en el pasado que les han hecho ser como son, se han mostrado vulnerables, han hablado de sus sentimientos, sus acciones son consecuentes con sus creencias, tienen un romance creíble o… cuanto más humanos sean nuestros personajes y más creíbles sus construcciones, más fácilmente podremos conectar con los lectores.

Y, si logramos que los lectores/as se sientan identificados con nuestros personajes habremos ganado algo muy importante.

También es importante que tus personajes y su romance sea creíble. Para ello, puedo ayudarte a comprender cuáles son las fases del enamoramiento para consolidar una pareja natural e intensa que enamore a tus lectores.

 

Motivo 3: Género no definido

¿Cuántas veces has tenido la sensación de que no tienes claro si la historia es una novela de fantasía o ciencia ficción porque tiene ingredientes de ambas? Esto ocurre en más situaciones de las que podamos reconocer. Conocer nuestro género y los patrones o elementos que pueden o no incluirse es vital para garantizar una experiencia inmersiva para nuestros futuros lectores/as. ¿Por qué? ¿Fantasía con ciencia ficción? Cada género tiene unas normas y conocerlas nos permitirá saber cómo construir una historia coherente que no saque al lector de las líneas.

Si nuestro lector/a está constantemente saliendo de la narracción porque ahora el dragón viaja a otra dimensión en una nave espacial… ¿qué estaremos logrando? Perder un lector.

 

Motivo 4: ¡No me importa nada!

Si el lector no crea un vínculo con la trama, con los personajes y con lo que está ocurriendo tendremos la peor combinación de todas: ¡al lector no le importa lo que está ocurriendo! No se preocupará por lo que vaya a ocurrir a continuación. Por si nuestra protagonista logra vencer el trauma por un abandono familiar o si finalmente nuestros personajes se enamoran. Tenemos que hacer partícipes a los lectores de nuestras historias. Hacer que se enamoren. Hacer que sufran cuando hay desamor. Hacer que lloren cuando la tristeza invada los corazones de nuestros protagonistas. Que, aquellas cosas que les ocurran sean naturales, reales y estén bien justificadas. Debemos darles información en el momento adecuado y no esperar al último momento.

Lograr mantener la atención  y el interés de los lectores/as durante toda la obra es complicado pero aquí entra en juego nuestras habilidades como escritoras. Tenemos que jugar con las emociones, con las situaciones y con los acontecimientos. Somos dueñas y señoras de todo lo que ocurra en nuestra obra así que es imperdonable que nuestros lectores nos abandonen.

Motivo 5: ¿Hacia dónde va la trama?

Una historia poco trabajada solo puede conducir al desastre. Sentarse a planificar nuestra obra es un paso previo esencial para garantizar el éxito de nuestra historia. Muchos autores prefieren dejar a la improvisación algo tan importante como el perfecto devenir de nuestra historia y, en ocasiones, el resultado no puede ser el esperado. Tramas sin cerrar, hilos que quedan sueltos y sin tejer, personajes poco profundos, finales demasiado abiertos…

Uno de los grandes problema es que los escritores estamos tan sumergidos en nuestra historia que no somos capaces de ver estos problemas. Por ello, contar con la colaboración de lectores cero o con la contratación de profesionales que realicen un informe de lectura es muy valioso. Podrán ver aquellos fallos que a nosotras se nos escapan. Aportarán una visión fresca y objetiva.

Motivo 6: Faltas de ortografía y maquetación

En mi vida como lectora puedo confesar que he leído multitud de historias que no han pasado por una profunda o incluso, una leve, corrección ortográfica. Y en todas, y en cada una de ellas he abandonado la historia. ¿Por qué? Porque encontrarme erratas constantemente me arranca de los sucesos que estoy leyendo. Me preocupa más encontrarme con errores que lo que les está sucediendo en la escena a los personajes. Y en el momento en que eso ocurre, el escritor ha perdido la batalla.

No subestimemos a los lectores. Quieren leer historias de calidad pero no solo a nivel narrativo sino también, sin faltas.

Lo mismo ocurre con la maquetación del libro. Elegir el tamaño de nuestro libro, el tamaño de la letra, la tipografía adecuada y legible, escoger una maquetación cómoda y bien trabajada facilitará la lectura. Párrafos sin interlineado y con letra minúscula dificultará la lectura y sacará de inmediato a los lectores de la historia. ¡No puedo leer una letra tan pequeña!

En ambos casos tenemos solución. SI no somos expertadas en ortografía o en maquetación se puede externalizar la contratación de este servicio a profesionales con formación y experiencia que nos ayuden a aportar ese plus de valor.

Puedes descargarte mi ebook gratuito en el que explico cuáles son las 7 claves para garantizar el éxito de tu novela.

Enlaces de interés:

Servicio informe de lectura profesional

Curso “Crea el romance perfecto para tus novelas”

Post ¿Cómo puede ayudarme un informe de lectura profesional?

Post “¿Cómo escribir historias de amor?

 

Deja una respuesta

Artículos recomendados

Esta web utiliza cookies. Puedes ver aquí la Política de Cookies. Si continúas navegando estás aceptándola.    Ver política de cookies
Privacidad