Mentalidad para escritoras emprendedoras

Excusas: ¡No tengo tiempo!

¡ Tiempo, tiempo, tiempo !. Como si fuéramos ese famoso conejo blanco que da saltos de aquí para allá para llegar a todos los sitios a tiempos en el País de las Maravillas, los humanos hemos desarrollado una preciosa frase que nos excusa de cualquier tarea que creemos que no somos capaces de realizar y quiero compartir con vosotros esas tres palabras que seguro que os suenan: “No tengo tiempo”. 
¿Os suenan, verdad?

Eliminar pensamientos limitantes como escritora

En el post de hoy me gustaría hablar con vosotros de la urgente necesidad de suprimir esas tres palabras que limitan cada día las cosas que podemos hacer y los proyectos que podemos emprender en nuestras vidas (ya sea profesional o personal). Es cierto que el tiempo del que disponemos al cabo del día es limitado (o al menos eso dicen los relojes y las leyes universales) pero y si yo os digo que podemos moldear el tiempo a nuestra conveniencia… ¿os lo creeríais?. Pues hacedme caso, es posible. Emprende todos esos proyectos que siempre has querido realizar y que sabes que te harán mucho más feliz o incluso, termina ese trabajo de la universidad o de la escuela o escribe diez páginas más de la novela que tanta ilusión te hace tener en tus manos. No importa la tarea que tengas que realizar porque lo más importante es optimizar el tiempo.
Y de esto quiero hablar hoy, de optimizar y aprovechar al máximo nuestro tiempo. Tenemos una limitación: 24 horas de un reloj pero no convirtamos esas horas en un limitante sino en un potenciado para nuevas aventuras. Coge tu agenda, tu cuaderno, tu app favorita y comienza a organizarte. Muchas personas subestiman el poder de la organización pero las personas que han descubierto las maravillas de saber programar saben lo que es poder emprender proyectos y culminarlos sin acabar como el Sombrerero Loco. Y ese es nuestro objetivo. La curiosidad no tiene límites y debemos dejarla crecer y para ello, necesitamos organizar todas las cosas que debemos hacer. Estaréis pensando: “Son demasiadas cosas, no puedo con todo”. Puede ser cierto pero… ¿y si optimizas el tiempo en que estás haciendo una tarea para que te lleve el menor tiempo posible?. El teléfono es una gran distracción actualmente y apagando el wifi, datos o notificaciones te podrán ayudar mucho a concentrarte. Una simple acción que ahorra muchos minutos (e incluso horas) al cabo del día.
Han sido muchos años de estudio, trabajo y planificación y esto me ha llevado a incorporar en muchas ocasiones esas tres palabras que tanto hemos oído: “No tengo tiempo”. Pero de forma natural y con perseverancia he terminado por erradicarlas de mi vida. Quiero escribir, quiero leer, quiero  ver series de televisión, ir al cine, jugar a los bolos, salir con mis amigos, reírme con mis padres, jugar con Bruno e incluso, viajar a un nuevo lugar. Puedes tener tiempo para todo. No te limites con tres palabras. Potencia el tiempo que tienes para que sea el mejor de tu vida.

A continuación me gustaría compartir con vosotros 10 consejos para aumentar vuestra productividad y ganar minutos al día que espero que puedan serviros.

Todo escritor sabe que dentro de él hay una especie de reloj que contabilizar todo y que juega en su contra. Fechas de entrega, días sin inspiración, demasiadas tareas de casa, reuniones de trabajo… la lista crece y crece cada día. Por supuesto que en muchas ocasiones he sentido que no podía con todo, que era demasiado, que me sobrepasaba el trabajo. Aquí es donde llega el estrés, el bloqueo creativo, la desesperanza. No te agobies. Lo importante es que el tiempo en el que estás siendo productivo esté muy bien aprovechado.

Deja de poner excusas y ACTÚA.

Y tú, ¿aprovechas tu tiempo?

Deja una respuesta

Artículos recomendados

Esta web utiliza cookies. Puedes ver aquí la Política de Cookies. Si continúas navegando estás aceptándola.    Ver política de cookies
Privacidad